Amazon MP3 Clips

miércoles, 28 de enero de 2009

EL CONGRESO DE IPAYÚ

Día lluvioso y de gran tormenta. Cielo oscuro; noche tenebrosa.
Ni una sola alma caminaba despierta por el pueblo de Listorkú.
Momento ideal para el resurgir del congreso; para el reunirse de ellos… magos y brujas del mundo entero.
Famoso hechicero había convocado el congreso de Ipayú, pues necesitaba inmediatamente tratar un tema de repercusión mágica.
Allí estuvieron todos: las brujas mas tenebrosas y las que daban miedo de solo verlas; también aquellas que brujas eran aunque no lo percibieras.
Magos y hechiceros ni uno solo faltaba. Aprendices, maestros y masters de la magia.
Fue entonces cuando el mago convocador, abre sesión en la sala principal del bosque oscuro.
“Os he convocado hoy a todos y a cada uno de ustedes para juntos poder buscar una solución al gran problema que nos estamos enfrentando.
Juntos por una sola vez, debemos actuar. El mundo mágico desaparece. Las fuerzas de nuestros poderes se agotan, podría pues la magia desaparecer si no actuamos rápido.
¿Que sugerencia os proponéis?”
La bruja más vieja y avanzada imperó “debemos mostrarnos como tales. Acabar con la vieja tradición de escondernos; debemos demostrarle al mundo que existimos y que poderes tenemos”
Uno de los magos más sabio exclamó: “debemos ser persuadidos y cautelosos. Debemos tener paciencia y no desesperar. Solo el tiempo puede decidir…”
Tras horas de discusión un mago poco experimentado, un tanto joven con tan solo doce años de iniciación, murmuró “quizás deberíamos compartir nuestros poderes con el mundo entero…”
“Esto es una tontería respondieron varios. ¿Por qué deberíamos hacer esto? Dejar de ubicarnos en un estado de superioridad frente a los humanos cuya magia duerme… sería una idiotez… ¿Por qué crees que deberíamos sacrificarnos por quienes ni siquiera nos creen existentes?”
El niño lo miró a los ojos y tras dejar caer una lágrima respondió.
“Pensaba yo que un mago como tu serías algo diferente… creí que los magos ayudábamos a la gente y debíamos pelear por convivir en paz y por ser sostén de la humanidad… realmente esperaba otra cosa.
Lo siento creo que me equivoqué. Es solo que yo presencié la crisis existencial por la que atraviesa la humanidad, que si todos pudieran poseer algunos de nuestros poderes, creo sería más fácil.
Tú dices que nosotros hoy nos encontramos por encima de los humanos; pero en realidad dudo de tus sabias palabras.
Los humanos se han vuelto débiles porque cada uno se ha introducido en su mundo, cada uno es uno sin importar los demás.
La envidia y la no sana competencia, los envuelve. Por lo que veo no hay diferencia mucha en nuestro caso…
Entiende mis ignorantes palabras, sabio mago. Hoy hemos venido a buscar una solución que ya conocemos, pero que no estamos dispuestos a arriesgarnos por ella…
De esta forma el mundo mágico se acabará, nosotros con él… todo se acabará.

No hay comentarios: